¿Dónde pasear un domingo en Buenos Aires?

Buenos Aires se encuentra entre los destinos turísticos más elegidos en el mundo. Es una ciudad ecléctica, que ofrece un abanico enorme de lugares para conocer.

que hacer un domingo en buenos aires

Recorrer sus atractivos te acercará a la cultura ‘porteña’ y podrás aproximarte a su historia, su arquitectura y las producciones de sus artistas.

A continuación, veremos una guía que introduce cuatro puntos destacados de esta ciudad, ideales para visitar un domingo.

San Telmo

Es el barrio más antiguo de la ciudad de Buenos Aires, junto con Montserrat. Supo albergar a las familias más acomodadas, hasta que en los años 1870 y 1871, una epidemia de fiebre amarilla provocó el éxodo hacia el norte, y San Telmo quedó sumido en el abandono durante muchos años.

lugares para salir a pasear

A mediados de los años 90, cuando Buenos Aires se convirtió en ciudad autónoma, se empezó a revalorizar el casco histórico de la ciudad, y por lo tanto a proteger los edificios, que muchas veces eran demolidos por el simple hecho de ser antiguos. De modo que una de las decisiones del nuevo jefe de gobierno fue que, si un edificio no podía recuperarse, al menos se mantuviera la fachada.

Poco a poco San Telmo fue cobrando vida nuevamente, y hoy es de visita obligada. Por sus calles y pasajes, se puede respirar la historia de la época colonial. La plaza Dorrego, en Humberto 1° y Defensa, alberga los fines de semana una feria de anticuarios, que durante muchos años fueron los negocios más comunes del barrio.

Un lugar que sí o sí hay que visitar es Parque Lezama, también obra de Carlos Thays, que ocupa un gran predio entre las calles Defensa, Av. Brasil, Av. Paseo Colón y Av. Martín García, que con diversos senderos, esculturas y mucho verde, invitan tanto al descanso como a la actividad física.

donde salir a pasear

Se puede visitar también el Museo Histórico que está en Defensa y Caseros. O una iglesia ortodoxa rusa, que con sus cúpulas acebolladas sobre la Av. Brasil da un toque pintoresco a la zona.

Pero también hay espacio para lo novedoso, y así podés pasar por el Museo de Arte Moderno, en Defensa y Av. San Juan, o bien por el Museo de Arte Contemporáneo, en Av. San Juan y Balcarce, a pocos metros de allí.

Claro, luego de tanta caminata, es posible que tengas ganas de comer o tomar algo. Una alternativa es recorrer los “Bares notables” de la ciudad El Bar Británico, en Av. Brasil y Defensa, frente al Parque Lezama, es uno de esos lugares que nunca cierran, y están llenos de historias.

En Chile y Bolívar está el bar La Poesía, construido sobre lo que fue un almacén a comienzos del siglo XX. El bar El Colonial, en Av. Belgrano y Perú, conserva algunos ladrillos de barro y paja. O el Bar Sur, en Balcarce y Estados Unidos, es otra de las posibilidades.

Mataderos

En el sudoeste de la ciudad, Mataderos es un lugar límite: entre la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires, por un lado, así como entre el campo y la ciudad por otro, ya que durante mucho tiempo el modo de vida del barrio fue más rural que urbano.

A finales del siglo XIX, en 1889, se ubicó allí el matadero de ganado vacuno, que motivó la afluencia de trabajadores a esta zona y fue creciendo al ritmo de la industria frigorífica.

lugares de paseo

Es por esto que en 1986 se inauguró la Feria de Artesanías y comidas típicas argentinas, de modo de mantener la tradición de barrio rural en medio de la gran ciudad. Algo que sin dudas es una metáfora de la Argentina: una gran Capital de estilo europeo que creció a partir de un modelo agropecuario basado en la crianza de animales a pasto, algo poco frecuente en otros lugares del mundo.

Feria de Mataderos

La feria se puede visitar los domingos de 11:00 a 20:00 de abril a diciembre, y en sus más de trescientos puestos se pueden comprar artesanías y comidas típicas, así como también disfrutar espectáculos: bailes, guitarreadas y las típicas payadas, en que dos gauchos hacen gala de sus versos mientras van discutiendo sobre algún tema.

Estas payadas, son, de algún modo, similares a lo que hacen los raperos, ya que uno arranca con una pregunta o comentario y el otro debe responder o continuar. Es famosa la payada de Martín Fierro y el Moreno, que es el mayor poema de género gauchesco; así como es famoso el cuento “Torito”, de Julio Cortázar, que cuenta en primera persona el pensamiento del boxeador Justo Juarez, “el Torito de Mataderos”, ya en su decadencia.

lugares para pasear

Además de la feria dominical, es interesante recorrer los distintos barrios sociales que se construyeron durante los años cuarenta y cincuenta, para albergar a los trabajadores que se acercaban al matadero en busca de empleo.

Estos barrios se construían en forma de monoblocks, y seguían los lineamientos de las viviendas sociales diseñadas por el famoso arquitecto francés Le Corbusier, entre otros, con un estilo racionalista. Estos barrios están rodeados de árboles y también de amplias zonas parquizadas, y poco a poco se fueron replicando en otras zonas del conurbano.null

El Rosedal de Palermo

En el barrio de Palermo, donde la naturaleza es pródiga en vegetación, existe un parque de características singulares: El Rosedal o Paseo del Rosedal, que invita a conocer, en sus 3,4 hectáreas, casi 20 000 rosales de más de cien variedades diferentes, tales como Johan Strauss, Charles Aznavour, La Sevillana, Elina, por nombrar algunas de ellas.

donde salir buenos aires

Todo el lugar es una atracción que maravilla, no solo por las rosas que deslumbran con su belleza y perfume, y configuran un espléndido paisaje, sino también por las instalaciones que hacen de su visita una experiencia única, ofrecida al público en forma gratuita. Los sábados, domingos y feriados son los días en los que mayor cantidad de visitantes se registra

A la orilla del lago en el que es posible realizar paseos en bote, se encuentra una pérgola, una glorieta y un puente de los enamorados que conforman un circuito que concentra el interés y el deleite del visitante.

Veintiséis bustos de poetas y escritores se exhiben en el Jardín de los Poetas, que se encuentra dentro del Rosedal, custodiado por estas coloridas especies florales.

El Ayuntamiento de Sevilla donó al Rosedal un Patio Andaluz con una sorprendente fuente de mayólicas, que representa escenas y paisajes de la vida en España. Además, la fuente posee una pérgola y una glorieta. Rodeando al conjunto, hay bancos en los que se describen episodios de la vida de Don Quijote de la Mancha.

La presencia del sol es el ingrediente perfecto para disfrutar este lugar que, tanto adultos como niños que deseen pasar un rato o todo un día en familia, o con amistades, o bien hacer deportes, pueden hacerlo a pleno.

La Legislatura porteña lo ha declarado Patrimonio Histórico de la Ciudad de Buenos Aires y ha merecido en los años 2012 y 2014, el Garden Excellence Award de la Federación Mundial de las Sociedades de la Rosa.

donde pasear

Este predio, que en sus orígenes era un bañado, llamado El Bañado de Palermo, ha tenido varias intervenciones que lo han modificado hasta lograr la fisonomía actual, constituyéndose en uno de los sitios elegidos por los habitantes de la ciudad y por foráneos que disfrutan del paseo.

Los turistas se llevan sensaciones indescriptibles grabadas en sus retinas, que los invitan a volver más de una vez, dejando testimonio, a quienes lo custodian, de su placentera experiencia.

Museo Nacional de Bellas Artes

El Museo Nacional de Bellas Artes está situado en el barrio de Recoleta. Se encuentra muy cerca de otros atractivos como el Centro Cultural Recoleta y el Cementerio de la Recoleta.

actividades domingo capital federal

Este museo, considerado uno de los más importantes de América Latina, fue creado en 1895 y posee la mayor colección de arte argentino, además de valiosas obras de arte internacional. Podrás visitar las exposiciones permanentes y temporales, y conocer la producción de grandes artistas del arte latinoamericano.

Ateneo Grand Splendid

El Ateneo Grand Splendid es un lugar elegido por muchos porteños y turistas que desean pasar un momento agradable en un lugar inspirador. Esta librería fue elegida como la segunda más bella del mundo en el año 2008 por el diario The Guardian.

donde pasear un domingo en buenos aires

Fue inaugurada en 1919 y construida sobre el ex cine teatro Grand Splendid. Su arquitectura y decoración se destacan por conservarse intactas. Tal es el caso de la cúpula, que exhibe una pintura al fresco.

Además, cuenta con un bar que se ubica en el escenario, un espacio destinado a libros infantiles y otro dedicado a exposiciones, que se sitúa en el piso superior.

Planetario Galileo Galilei

El Planetario Galileo Galilei está ubicado en el Parque Tres de Febrero, en el barrio de Palermo. Fue fundado en 1967 y declarado Patrimonio Histórico y Cultural de la ciudad. Es una visita obligada para quienes tienen interés por la astronomía.

que hacer un domingo

El edificio, que fue restaurado en 2017 con motivo de su 50° aniversario, posee cinco pisos y una cúpula de 20 metros de diámetro, en la que se reproducen aproximadamente 8.900 estrellas, planetas y satélites. También cuenta con una sala de proyección secundaria, un museo y una colección de meteoritos.

Teatro Colón

Los amantes de la música no pueden dejar de conocer el Teatro Colón. Se trata de un ícono de la ciudad de Buenos Aires y de la producción cultural argentina. Realizar una visita guiada por sus instalaciones puede resultar muy atrapante por la belleza que exhiben.

cosas para hacer un domingo

Es una de las salas de ópera más prestigiosas del mundo. Su distinguida trayectoria y las características acústicas y arquitectónicas del edificio lo ubican a la altura de los teatros más importantes del mundo. Los grandes artistas de la ópera, la música académica y la danza del siglo XX pasaron por su escenario.

Luego de un período de restauración y modernización tecnológica que restituyó su esplendor original, el teatro fue reabierto en 2010, durante los festejos del Bicentenario de Argentina.

Sin dudas, caminar por alguno de los barrios emblemáticos de esta ciudad es un plan excelente para pasar un día que valga la pena recordar.

Scroll to Top